Estúpidos

Es injusta la manera en la que ocurren las cosas, el modo en que la vida pasa sin esperar a nadie y sin tener en cuenta que hay personas que se van de la misma forma que otras vienen eclipsando desde lejos, convirtiendo el mundo en un sin fin de dudas, de perdones, de logros y de culpabilidad. Ahora que sé más de ayer que de mañana, mi forma de ver las cosas ya no es la misma, pues entiendo a personas a las que antes no me hubiera molestado en escuchar, se me han caído muchos mitos y me he disculpado con muchos otros por no tener ni idea.
Me duele que el mundo sea tan hipócrita y me molesta la manera en la que defendéis vuestro terreno echando el peso sobre otro que está peor. Me pesa la forma en la que adoptáis una postura revolucionaria y reivindicativa para luego ser como el resto, para luego juzgar como otros lo harían cuando tiran piedras sobre vuestro tejado, cuando ya no son otros los afectados, sino los vuestros... vuestra zona de confort, vuestro espacio reducido, vuestra familia, vuestros amigos.
Quiero decir qué ojalá estuviera en mi mano cambiar vuestras vidas como ha cambiado la mía, ojalá pudierais ser más inteligentes.
¡Qué ojalá poder cambiar el mundo! Ojalá paliar desigualdades y promocionar abrazos en vez de palos. Ojalá abrir vuestra mente tanto como vuestro corazón.
Y ojalá pudierais entenderme, ojalá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario