Pasar página o cerrar el libro.

Sabes que algo se ha acabado cuando ya no hay un 'quédate' capaz de cambiar nada, cuando le ves marchar y algo dentro de ti se asfixia intentando hacerte entender que no volverá. Otra vez, estás ahí, dispuesta a dejarle marchar y por primera vez, gritando en silencio que ojalá y le vaya bien. Como de costumbre, buscas respuestas a todas las preguntas que ahora, sin ningún orden, se mantienen presas en ti. Culpándote y sabiendo que, una vez más, te has dejado querer y aún así, el adiós te ha roto un poco. Estas confusa porque te has dado cuenta de que no te importaría vivir opuesta al mundo que más quieres por alguien a quien quieres aún más, alguien a quien no vas a dejar de querer porque no eres capaz de hacerlo ya que jamás has sabido olvidar a quien te da la vida con sus manos, a quien malgasta algo de su preciado tiempo y lo ensucia contigo. Ha pasado todo tan rápido que tu estado emocional depende de un hilo y éste, ha desaparecido hoy. Seguir adelante, debatirse entre pasar página o cerrar el libro, olvidar o mantener, dejar ir o pedir que se vaya. Sabes que este no ha sido el golpe más duro de tu vida, que apenas es una broma entre todo lo que has vivido, pues no te duele haber perdido, en cambio, si haberle perdido. Creías haberle encontrado, creías que se quedaría y creías, ingenua, que esta vez serías tú quien se iría antes.

1 comentario:

  1. ¡Cuánta verdad en tan pocas palabras! Me ha encantado. Esperaré próximas actualizaciones.
    Te espero en mi blog, si quieres pásate http://acupcakeinwonderland.blogspot.com.es/
    Por cierto, ¿de quién es la música que suena de fondo? un besito.

    María de http://acupcakeinwonderland.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar