'La adolescencia es eterna mientras dura'.

La vida está pasando a tal velocidad que es tal el vértigo que siento que tengo miedo. El mañana se ha convertido en el año pasado y el día de hoy solo será un segundo casi inexistente en el calendario de mis recuerdos. A lo largo de todos esos millones de segundos almacenados hubo mucha gente que se fue, de todas esas personas hay un gran grupo que nos hizo llorar y entre ellos, a la mitad les cerraríamos hasta los ojos y a la otra multitud todavía los echamos de menos. No es fácil pero, ¿alguien te dijo que iba a serlo?

Te odias. Golpeas tu imagen contra un espejo cada mañana. Debates con máquinas, con materia inerte y con los que son como tú. No eres consciente pero cada día estás más muerta. Vida de trago ardiente que daña, que desgasta con los años.




Estás aturdida, te lo veo en la mirada. La vida pasa por tus ojos tan efímera como un paisaje cuando miras por la ventanilla del tren. Te entristece haber perdido pero recuerda, los grandes también estuvieron abajo. No digas que no puedes, no llores si no lo has intentado.



 Adrenalina. Sientes la sangre correr por tus venas, sonríes. Eres feliz porque los demás cuando están contigo también lo son y eso te satisface, no quieres cambiar. Has perdonado pero no has olvidado.. odias olvidar porque de los recuerdos no se vive pero sí se aprende. 



Vives, ahora das lugar a vivir lo que en su día no viviste. Me alegro de que te hayas dado cuenta de que desperdiciar más tiempo de tu vida no te va a hacer más fuerte sino más desgraciada. Eres adulta y caminas a paso firme, segura de ti misma, sabes que nada ni nadie podrá cambiarte.




           ... y así pasa la vida, como sin querer pasar, dejando oportunidades en el aire y empujándote a coger trenes que nunca hubieras cogido de no ser, una vez más, por el caprichoso destino.

1 comentario:

  1. Nos hacemos viejos y debemos disfrutar cada cosa de ella. ¡Me ha encantado!

    Besitos<33

    ResponderEliminar