'Viniste sin un por qué y te fuiste con peros...'



Es por la razón de todas las noches por las que acudo de nuevo al único rincón de mi vida dónde no he sido nunca juzgada. Siguiendo mi corazón voy a confesarte que te echo de menos y que mi necesidad de estar lejos de ti para olvidarte es casi tan fuerte como yo. Olvido que hasta el día de hoy estaba ilusionada de nuevo por ti, olvido que te cedí de nuevo todas mis ganas de cambiarlo todo y que como siempre, a la única que cambiaste fue a mi. También es verdad que siempre hablo de lo mismo, que llevo un año hablando de ti, hablando de que tan pronto vas, como vuelves y que empiezo a estar cansada de llorar en cada despedida y bastante triste por saber que nunca vendrás para quedarte porque tú no necesitas compartir nada conmigo, ni siquiera un trozo de tu vida porque pedirla entera sería un exceso. No puedo obligar a nadie a quedarse y nunca quise que tú lo hicieras a base de mis exigencias, estuve mucho tiempo esperando que me eligieras como primera opción. Quiero decir que de ti he esperado muchísimas cosas y que para mi sorpresa, casi nunca obtuve nada. Has sido tan inseguro que te has alimentado de todos mis lamentos hasta ser el gran muro de piedra que eres hoy. Podría esperar cualquier cosa de la persona que eres ahora pero nunca pude imaginar que el gran amor que contenía tu mirada pudiera desaparecer a la velocidad de un huracán. Es una lástima que hayas cambiado, porque hay cambios que maduran y mejoran pero este en absoluto ha sido tu caso.
Suerte por que la necesitas, yo estaré bien.

1 comentario:

  1. Hola Eva, soy María de "el objetivo de María"
    Que bien escribes, la verdad.
    A tu edad todo es tan profundo, una lo siente todo a mil por hora, es una pena que al crecer se pierda esa maravillosa intensidad por lo que sentimos y por todo lo que pasa a nuestro alrededor.
    Sabes? en esta vida no hay nadie imprescindible, aunque cueste aceptar que ni siquiera nosotros lo somos.
    Estarás bien porque es una exigencia que debes imponerte.
    Un besazo enorme Eva

    ResponderEliminar