Realmente una persona no se va, no vuelve, no se gana ni tampoco se pierde.

La verdad es que ya no siento rabia, ya no tengo el deseo de que todo te vaya mal y por lo contrario, que si tiene que ir bien, sólo sea conmigo. Las cosas han cambiado y no puedo negar que te quiero aunque ya sea tan poco que ni lo siento. Quería agradecerte todos los recuerdos buenos porque ahora mismo no me acuerdo de los demás y dicen que eso es porque he conseguido superarlo, superarte. Deseo que estés bien y sobretodo, deseo estar bien yo en la otra parte del mundo, allá dónde me depare esta vida que ahora es sólo mía; vida que siempre lo fue aunque me obligara a compartirla con alguien más. Hoy el sol sale para todos y no se si a cientos de kilómetros también tendrá el poder de iluminarte a ti pero me atrevo a decir que si, a ti todo te sale como quieres, sobretodo cuando no estás a mi lado. Si algo tengo que decirte es que ya no me dueles y que posiblemente esté escribiendo esto porque necesite despedirme de la forma que tu jamás harías, aunque siendo sinceros, nunca te despediste bien, siempre fue de imprevisto, a contratiempo y sin un motivo, sin un argumento que no fuera la ira que llevabas dentro de ti y pagabas contra la facilidad en la que vivías y todos esos días libres de complicaciones que se resumen en mi. He sufrido tanto que me estoy riendo ahora por lo tonta que he sido esperando a que volvieras cada día durante tantísimos meses, por lo tonta que he sido de embriagar mis ideas con el sonido desesperado de tu ausencia, el silencio que nunca me dijo nada. Probablemente eso fue lo que más me mató, que guardaste en ti cada una de tus palabras y casualmente nunca supe que querías hacer. 

1 comentario:

  1. Lo bueno es que aunque duela lo superaste y tenes que seguir adelante, es parte de la vida sufrir y que se nos antepongan obstáculos que por mas que no queramos tenemos que tratar de pasar de ellos y seguir.

    Espero que estés bien linda, besos :)

    ResponderEliminar