''Nos han permitido escribir esta historia, con comas, con interrogantes e incluso con puntos, algunos suspensivos y éste punto final.”


Es tarde, estoy cansada y sobretodo, estoy triste. Esta noche es una entre un millón, pues es otra que se añade a la lista de las que acompañan a los días tristes. No puedo dejar de pensar en qué he hecho mal para sentirme tan desgraciada sentimentalmente. Ya no es por un tema en concreto sino porque las ganas de todo las he debido dejar ir contigo, perdóname por no luchar más, perdóname si he llorado demasiado y he abusado de tu abrazo para no caer en el abismo. Sigo aquí, necesito salir corriendo por la calle más larga gritando quién sabe el qué, no sé si tu nombre o un simple grito de dolor, un simple grito como aviso de que todo terminó.

Podría decirte que mi corazón está destrozado por ti, podría decirte que sin tu voz hace tiempo que no le pongo rumbo a mi vida... al igual que podría decirte que conforme el tiempo avanza el llanto cesa y aunque no te olvido, no te reclamo. Tonta sería por esperarte, por no saber que no vendrías. Pues sé que dónde un día me dijiste adiós a mi, hoy le dices 'buenos días' a ella. Quiero estar, pero me mata que no estés un solo día para hacerte cargo de lo que queda de mi, lo que tú dejaste aquí.. de no haber cuidado la parte que te llevaste de mi.

Quizá, en otra vida nos encontremos y ahí, yo seré quien tú quieras y tú serás quien yo no pueda ver. Igual no nos queremos o tal vez, nos queramos más que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario