..hasta infinito y más allá, ¿recuerdas?

Aún dolida, mi propia herida podía extrañarte, gritaba tu nombre y así, apreciaba notablemente como el dolor de excesivo pasaba a ser insoportable. No fue fácil, tampoco fue imposible, nunca sabré que fue o que es, nunca seré tan fuerte para aventurarme a pensar que debió ser y mucho menos, que debí hacer, porque sé que fallé y por ello, hoy soporto tanto odio como nadie a día de hoy sabe soportar. Si no me conoces y tampoco necesitas conocerme, quiero que me entiendas y que me ayudes, que me ayudes a creer que habrá otra sonrisa de la que enamorarme perdidamente hasta sentir morir. Nunca pensé que pudiera morir de amor  y menos mal que así fue, porque nadie de amor ha de morir, eso son todo cuentos, como en cuentos nadie me avisó de que mi príncipe sería quien fue, y es que si soy incapaz de utilizar un suave adjetivo es porque mi piel se vuelve áspera y siento mi corazón desfallecer cuando me acuerdo de quién resultó ser.. solo quiero estar segura que la vida va a dar una vuelta a mi favor, en ella me devolverán lo que me quitaron, mi ganas de superarme y de superar a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario