The voice of a broken heart.

Los días van pasando y cada vez siento que su odio me domina más, pero ya da igual.. ya no hay nada que hacer. Se puede decir que luché hasta el final, que luché con todo lo que yo era, lo que tú conocías de mi. Que lo di todo, como acostumbrada a darlo, y por ello, me quedé sin nada. Ya no importa, ya nadie llora, nadie sonríe, la vida será la continua rutina de verte cada día sin poder cambiar el hecho de que un metro sea una gran distancia. Será un palo que aunque duela, habrá que coger y tirar más lejos aún. Serás todo lo que quise, siempre. Serás como una estrella fugaz, la cual disfrutas y se va. Serás como aquel deseo que pida. Y sin dar lugar a dudas, no miro al frente, simplemente tengo corazón para mirar atrás, para de nuevo vernos a nosotros. Verme como nunca quise verme, en tu pasado simplemente. Pero jugué con alguien experto en esos juegos del amor y perdí, pero no fui ni la primera ni la última que pierde.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario