So bad.

Posiblemente ahora no podría describir ni como estoy. Simplemente me siento rota, derrotada, vencida, hundida. Y es que todo ha podido conmigo. El mientras tú ríes yo no puedo parar de llorar, a cada mínimo pensamiento que me viene a la cabeza. Yo no puedo estar, ni ser feliz. Entre otras porque personas que jamás pensé que lo harían, me han fallado, hoy ya no están y lo peor de todo es que tu tampoco. Seguiré caminando, con el paso firme y las ideas claras. Con la libertad de mi parte y una felicidad que será bienvenida cuando esté dispuesta a aparecer. No puedo negar que estoy como nunca jamás he estado, que he chillado tu nombre a gritos por toda mi casa, mientras mi cara iba a un gesto más doloroso y mis lagrimas eran mas fuertes. Ahora si que siento que estoy enferma. Enferma y llena de mierda, hasta arriba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario