Por si alguien alguna vez pensó que yo era diferente.

Porque quizá las personas llegan a un límite en el que ya no se ilusionan, ya no lloran, solo sufren, pero ya no en silencio. Cuando llegas al punto de hablar de la muerte como si ella fuera la única solución existente, entonces, te das cuenta de que la vida dejó de tener sentido. Y aunque para mi aún lo tiene y siempre va a tenerlo, espero y confío en que ojalá y éste sentido sea la solución para seguir viviendo.

1 comentario:

  1. Nunca pierdas la fe en ti y buscale el lado bueno a las cosas, esa depresion que te sucede, es algo que puede superarse si tu estas dispuesta a poner todo de ti por encontrarle el singular sentido a tu existencia, mucha fuerza, un abrazo

    ResponderEliminar