Pierdo la gravedad y siento por segundos que me caigo al suelo.

¿Algo que duele? Saber que todos están fuera riendo, y que tu estás sola, sola en casa. Que nadie se está acordando de ti, que nadie a preguntado por cómo estás, o mejor dicho, en qué lugar estás. Nadie te echa de menos, y esa idea te recae una y otra vez, haciéndote cada vez menos fuerte. Días como este, en lo que da igual ser delgada o estar gorda, pero pides lo que quieres y haces justo lo contrario por conseguirlo. Días en lo que casualmente, descubres detalles que dañan el interior de una persona débil, que se haya sola. Días en los que piensas que las cosas han cambiado demasiado, y que hay cosas que no cambiarías por nada, pero que otras deberían permanecer como en un pasado. No se puede tener todo, pero y qué ganas de que fuera así. ¿Quien eres?¿Cómo eres?¿Dónde estás?¿Quién te importa?¿A quién le importas? Y, ¿quién eres tú? Solías decir que nunca te irías de mi lado, pero mira a tu alrededor, búscame, no estoy. No estoy porque tu has decidido no estar conmigo, ¿vas a volver?¿te espero? Cierto es que ya no sé qué es lo que te pasa por la cabeza, qué haces, si me quieres, si te gustaba hacer todo conmigo..cierto es que ya no se nada de ti, a veces pienso que no te conozco, que no se quien eres.

1 comentario: