No hay un motivo por el cual cambiar, hay un motivo por el cual, comportarse diferente.

El cúmulo de problemas que llevo encima no es suficiente para que el muro de yeso, en el que me han convertido los años, se derrumbe. Tengo una resistencia increíble, aunque si estoy mal y me conoces un poco, lo vas a notar enseguida, yo soy así y no tengo problema en que los demás vean como soy y lo que siento. Cambiar no es evolucionar como persona. Como ella dice, el paso del tiempo me hace crecer y madurar. Me jode esta ira incomprendida que desprende de mi cuerpo, este no sé cómo soy, ni sé en que me he convertido. No sé por qué estoy rara, no sé porque dicen que he cambiado. Hola, sigo aquí. Escuchando vuestras críticas una a una, escuchándolas para ser mejor, para aprender a ser lo que siempre he querido ser, alguien que merezca la pena. Pero cada vez es más difícil complacer a todo el mundo, cuando lo que de verdad sería lógico, es que me preocupara por complacerme a mi misma.

1 comentario:

  1. increible. Simplemente estoy sin palabras, parece que hayas descrito en gran parte el como me siento yo ultimamente.
    Me ha encantado la entrada, y solo puedo decirte que sigas adelante con lo que tu creas que es mejor para ti, ya que nadie piensa mejor en ti que tu misma.
    Muchos besitos:)

    ResponderEliminar