Siempre se van las mejores personas.

Hoy te doy las buenas noches desde aquí, aunque prácticamente me tiro más tiempo asomada a la venta que sentada en la cama escribiendo algo para ti. No tengo el corazón para escribir, pero mi alma lo pide a gritos.   Se que ahora mucha ayuda será poca para ti..pero no tengo nada más que poder hacer. No tengo nada que darte nada más que todo mi apoyo, mis hombros para llorar, mis abrazos para calmar y mis lágrimas para no hacerte reír, porque no sería lo correcto ahora. Todo se te queda corto a ti. Y eso bien se lo has enseñado, a ella sí, sé que ahora mismo no te importa nadie más y es tan normal que eso sea así. Estoy orgullosa de ti, de todo lo que has luchado por ella, de todo lo que le has dicho para hacerla feliz, estoy orgullosa de que alguien como tu haya ocupado mi vida y esté en ella a pesar de todo. Sé que tanto tú como yo cometemos errores a veces, lo sé, porque somos humanos y a veces nuestro comportamiento no es normal, pero, hay mil maneras de arreglar las cosas. Me has demostrado que eres fuerte y que cuando quieres a alguien, puedes quererla hasta el punto de dejarte el alma perdida en el suelo, como muchas otras caídas. Eres grande, eres lo mejor que he conocido y no olvides por favor, en estos momentos que pase lo que pase, ahora o más adelante, estoy aquí, y te lo digo por milésima vez, porque cuando amo a alguien creo que nada es lo correcto y que por mucho que haga no sirve de nada. No te canso más, que por hoy, has tenido suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario