Dolor, es lo que te han echo sentir.

Hay veces, que la gente te sorprende, ya sea porque es más de lo que esperabas o quizá menos. He creído darlo todo por alguien quien me ha correspondido cuando le interesaban mis actos..pero cuando no, no se le ha visto el pelo y quizá di mucho más por aquella persona que jugó conmigo que por aquella que estuvo cada día luchando por mi y dando la cara por que yo tuviera una sonrisa en la  cara y fuera feliz, luchando porque no tuviera miedo. Hay veces en la vida que odias personas, sin una razón o un motivo..y terminas queriéndolos muchísimo y, cuando llega el momento de decir adiós se te cae el alma al suelo, y empiezas a echar de menos a esa persona, la cual, en su día, deseaste toda la maldad existente en el mundo.. en cambio, existen personas a las que amas, en cierto modo, ya sea de cualquier de los puntos de vista que podamos dar a la palabra ''amar''.. por la razón que a veces, terminamos huyendo de ese amor que teníamos hacia esa persona... ¿por qué? por la misma razón que tenemos cuando algunas personas te sorprenden..amigos que te dan la puñalada trapera a las espaldas, u otros, son más sigilosos, se andan con más cuidado, y te joden poco a poco, aunque quizá eso duela mucho más..darte cuenta que la persona a la que amabas, tu mejor amiga o vete a saber quien..tu amor de verano, el amor de tu vida... no se sabe; a lo que iba, darte cuenta que te ha echo daño día a día, al igual que te ha dado disgustos, te ha dado felicidad, sí, eso es cierto, pero no compensa, llega un momento que no compensa. Tú no has fallado nunca, esa persona lo hace a menudo últimamente..cada vez con más frecuencia y eso duele, duele mucho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario