Volar donde estés y quedarme contigo.

Amaba los días de lluvia. Amaba ser libre. Amaba estar triste. Amaba encerrarme y estar sola, buscar un lugar donde solo yo estuviera. Amaba llorar y consolarme con una canción triste. Amaba la melancolía, las luces apagadas, la oscuridad.


Cierto es que ahora eso sigue siendo cierto. Sigo amando esas cosas, con la diferencia de que ahora, los días de sol también me gusta, me haces feliz, y no quiero estar sola, yo busco estar contigo. Ahora amo llorar, pero no por ti, si no por mi. La oscuridad está bien, pero cada vez que te veo, aparece la luz en mi vida... y me gusta que sea así. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario