No te quiero, doy mi vida por ti.

Pensaba que las continuas luchas nos harían fuertes, pero me están matando por dentro. Siempre que discutimos, me derrumbo y en casos extremos lloro. Suelo esperar y confiar en que todo va a salir bien, que todo se va a arreglar como normalmente.. hasta que llegue el día que te hartes de mi, que no aguantes mas conmigo y te vayas, tu también. Entonces de mi no quedará nada, seré otro cuerpo más arrastrado por el viento. Él día en que tu te vayas, el día en que tu me olvides, yo ya no estaré aquí, ni allí, no estaré. Moriré, si no es contigo, tengo la muerte asegurada. Te pido que no te vayas, pero si tu no has de estar conmigo, si no quieres, vete, porque si algo quiero es que seas feliz, ¿vale? Necesito tu felicidad ante que la mía.

1 comentario: