.

Hay cosas en la vida que se presentan sin más. Cosas que igual que vienen, se van. Se van, como se fue él hace un tiempo. Y al igual que vienen y van, van y vienen. Por eso sé que no tardará mucho y yo le voy a esperar. Le voy a dar un tiempo para pensar, porque para él también es duro, pero no va a aguantar mucho tiempo sin mi. No es por ser egocéntrica. Es más, es porque sé que ni nadie le va a sonreír como yo, ni le va a abrazar, ni le va a querer como yo, ni mucho menos la mitad que yo, nunca. Ya vendrás, ya. Por cierto, te he prometido un tiempo, no toda la eternidad... a si que no tardes mucho no vaya a ser que sea yo la que me canse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario