Yo ya nunca digo lo que pienso, porque siempre pienso en tí.


Qué me hiciste, que ya no creo en el amor.Porque amar es tener el cielo y querer apenas una estrella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario